¿Qué es el estrés? - Mente Aprende

¿Qué es el estrés?

¿Qué es el Estrés y cuando comienza a ser una enfermedad?

En este artículo te brindaremos información para que conozcas a profundidad ¿Qué es el estrés? ¿Cuándo comienza a convertirse en una enfermedad?   ¿Cuáles son los factores que contribuyen a ello? Y ¿Cuáles son los factores que lo previenen o mejoran?

¿Qué es el Estrés?

El estrés es una respuesta normal y adaptativa tanto del cerebro como del organismo frente a las amenazas, peligros y/o cambios que se presentan en la cotidianidad, esta respuesta permite que los seres humanos puedan protegerse del peligro y  afrontar situaciones difíciles e  incómodas.

El estrés  además de ser un mecanismo de defensa, también se presenta  cuando  hay eventos nuevos y/o emocionantes, esto le permite a tu cuerpo reaccionar  para  estar más alerta, generando tensión muscular, aumento del ritmo cardíaco entre otros síntomas que deben ser pasajeros.

¿Cuándo el estrés comienza a ser una enfermedad?

Cuando los síntomas dejan de ser pasajeros y se vuelven permanentes o constantes (Semanas o meses), quiere decir que la respuesta  del cuerpo ya pasó de ser normal a ser desadaptativa generando tensión sin existir ningún tipo de estimulación externa.

En este tipo de casos el estrés se convierte en crónico, generando síntomas como:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio permanente
  • Dolor o tensión muscular
  • Malestar estomacal ( Acompañado de diarrea o estreñimiento)
  • Problemas de memoria y concentración
  • Insomnio o sueño excesivo

Tenga en cuenta que si presenta estos signos debe incorporar hábitos de vida saludable como la buena alimentación, deporte, meditación y una adecuada higiene de sueño. En dado caso que haciendo este tipo de cambios durante un tiempo prolongado, usted no vea ninguna mejoría, es recomendable buscar ayuda de un profesional en salud mental.

¿Qué tipo de enfermedades se derivan del estrés Crónico?

Cuando el estrés es crónico aumenta el riesgo de presentar enfermedades como:

  • Depresión
  • Trastorno de Ansiedad
  • Fibromialgia
  • Dolor de cabeza por migraña o tensión muscular
  • Algunos tipos de vértigo

Empeorar enfermedades como:

  • Hipertensión
  • Diabetes

Factores que aumentan el riesgo de sufrir estrés

El riesgo de sufrir estrés crónico funciona como una balanza, en donde de un lado están ubicados todas las condiciones genéticas o hábitos que aumentan la posibilidad de desarrollarlo y en el otro lado las que lo previenen. Es importante entender este concepto, debido a que es aquí donde radican gran parte de las estrategias que permiten prevenir y tratar no sólo el estrés si no también muchas otras enfermedades.

  • Genético

El estrés se regula a través de circuitos cerebrales que por genética pueden ser más vulnerables a las estimulaciones externas o incluso sin existir ningún tipo de estímulo dispararse generando los síntomas ya mencionados.

  • Hábitos y estilo de Vida

Los hábitos como la mala alimentación, sedentarismo, consumo de cafeína, exposición a pantallas por tiempo prolongado, trabajo en exceso, inadecuada higiene de sueño, consumo de bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas, desarrollan con el tiempo mayor probabilidad de sufrir estrés y/o enfermedades que se derivan del mismo.

  • Infancia traumática

Está comprobado que las situaciones traumáticas en la infancia (abuso sexual, maltrato, abandono, violencia intrafamiliar), aumentan el riesgo que un niño en su edad adulta presente mayor vulnerabilidad al estrés.

  • Psicológicos

La forma como las personas interpretan la realidad, es una fuente de estrés y sufrimiento constante, sobre todo cuando no hay ningún tipo de entrenamiento para que la mente aprenda a ver los pensamientos como pensamientos y no como verdades absolutas.

Factores que disminuyen el riesgo de sufrir estrés

Este tipo de factores permiten que el estrés no llegue a convertirse en crónico, “durmiendo” los circuitos cerebrales que se activan en momentos de tensión para que sigan siendo una respuesta normal y adaptativa.

De igual forma permiten mejorar los síntomas cuando estrés ya es crónico  y prevenir que se presenten nuevamente.

  • Ejercicio Cardiovascular

La actividad física regular provoca efectos antidepresivos y ansiolíticos, lo cual contribuye a generar cambios a nivel del cerebro y los circuitos cerebrales. Vale la pena resaltar que la actividad física debe ser prolongada y constante (Se recomienda 40 minutos diarios).

  • Meditación

Cada vez existe más evidencia científica que demuestra que la meditación es  un factor protector y que aporta a la mejoría de enfermedades mentales como el estrés crónico, el trastorno depresivo, el trastorno de ansiedad , la fibromialgia, el trastorno bipolar, entre otras no sólo mentales, si no también físicas. Cabe resaltar que la meditación que ayuda en el proceso de prevenir y mejorar los síntomas del estrés va mucho más allá de una técnica de relajación.

En este factor protector, se recomienda puntualmente el uso del programa de reducción de estrés basado en mindfulness:  https://www.menteaprende.com/courses/mindfulness-para-adultos/ que ayuda a mejorar no sólo los síntomas físicos si no también la relación que frente a los pensamientos.

  • Alimentación

Existen cierto tipo de alimentos que  favorecen el estado de ánimo, entre ellos se destaca la dieta mediterránea que promueve el consumo de vegetales, pescado, grasas buenas y elimina el consumo de carbohidratos, azúcares y alimentos procesados

Finalmente, es importante recordar que dentro de los factores protectores se incluye la vida social activa, en donde exista tiempo para disfrutar en familia, salir a caminar, tomar un descanso al aire libre y la espiritualidad que independiente de sus creencias religiosas o incluso que se considere ateo, ayuda a darle sentido a la vida.

En conclusión, lo invitamos a tener un hábito y estilo de vida saludable en donde los factores protectores sean su principal herramienta para combatir el estrés y otras enfermedades físicas y mentales.