Aproximadamente, 70% de las personas con fibromialgia, en algún memento de la vida, cumplen criterios para depresión.

LA DEPRESIÓN Y LA FIBROMIALGIA

Bienvenidos a ‘lunes de consulta’, el tema que abordamos el día de hoy es la Fibromialgia. Junto con el Doc. Jorge Franco tocaremos temas como, qué es la fibromialgia, sus síntomas, el diagnóstico, prevención, etc. Recuerda, que puedes ver el video en Youtube y seguir nuestras páginas de Instagram, TikTok y Twitter para estar más informado, gracias.

Mente Aprende. ¿Qué quieres aprender hoy?

Este video, les voy a hablar de fibromialgia y les voy a hablar de la relación que existe entre la fibromialgia, la depresión, los trastornos de ansiedad, la fatiga crónica, la migraña en algunos casos, el dolor de cabeza por tensión muscular, el síndrome de intestino irritable y otros problemas de salud mental.

El estrés y el estrés crónico, ¿qué son y cuál es su diferencia?

Primero. Para entender todos estos problemas y por qué están relacionados, tenemos que hablar de estrés. El estrés es una reacción normal del cerebro, el cerebro tiene unos circuitos que cada vez que se percibe una amenaza, un peligro, algo que no nos gusta, pues se activan estos circuitos, estos sistemas de alarma, y se activa para poner, para preparar al resto del organismo o afrontar las situaciones, o a huir. Gracias a estos circuitos, los seres humanos hemos sobrevivido a lo largo de millones de años, de hecho, esto circuitos tienen un papel muy importante en la evolución y adaptación del ser humano a su medio ambiente.

El problema, comienza a ser un problema en el estrés crónico; cuando estos circuitos se activan de manera continua, exagerada, ahí el estrés crónico es el que produce enfermedad, no es el estrés como respuesta normal. Entonces, cuando estos circuitos comienzan a estar muy activos durante mucho tiempo, estos circuitos también producen muchas sustancias que producen inflamación y que producen dolor. El estrés crónico duele, produce tensión muscular y son los mismos circuitos que están relacionados con enfermedades como la depresión, como los trastornos de ansiedad, y es que el cerebro está comunicado con todo el organismo. El cerebro se comunica con todo el organismo a través de sustancias químicas, diferentes mensajes. Entonces, por eso es que estas enfermedades suelen tener tantos síntomas físicos. No es un tema psicológico.

En medicina y en psicología se utiliza mucho la palabra somatizar, somatización. Hasta hace varios años, se pensaba que somatizar era algo psicológico; que una persona está somatizando un trauma de la infancia, que una persona estaba expresando a través del cuerpo alguna situación que tenía guardada, no es así. El estrés crónico y enfermedades como la depresión y los trastornos de ansiedad, producen inflamación y producen muchos síntomas físicos. Eso es somatización, no es un tema psicológico.

¿Cuáles son los síntomas físicos que se asocian al estrés crónico?

Los síntomas físicos que con más frecuencia se asocian al estrés crónico son el dolor, la tensión muscular, dentro de este espectro, puede aparecer el bruxismo, el dolor de cabeza por tensión muscular, el dolor de cabeza por migraña y cuando es muy severo y generalizado, ahí es que aparece la fibromialgia. Es un dolor generalizado, o sea, las personas con fibromialgia reportan que le duele todo el cuerpo, que todo el cuerpo les arde, incluso, a veces ponerse una camisa resulta doloroso. Otros síntomas físicos asociados a este grupo de enfermedades está la fatiga crónica, el cansancio constante, la falta de energía, produce muchos síntomas gastrointestinales, llegando a producir síndrome de intestino irritable o colon irritable. De hecho, como dato curioso, lo que pasa es que, en el tracto gastrointestinal, y especialmente en el colon, hay millones de receptores de serotonina.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es un neurotransmisor que la gente piensa que está solamente en el cerebro y es uno de los neurotransmisores que está más relacionado con la depresión y los trastornos de ansiedad. Hay receptores de serotonina en otras partes del cuerpo. Las plaquetas también tienen muchos receptores de serotonina. Eso explica por qué las personas con depresión tienen más riesgo de tener enfermedades como un infarto, porque se pegan más las plaquetas, se agregan más las plaquetas, o sea, fíjense que son enfermedades que van mucho más allá del cerebro.

¿Qué es la fibromialgia?

Otras enfermedades que suelen aparecer en el contexto del estrés crónico de la fibromialgia, la depresión son algunos casos de tinnitus, algunos casos de vértigo y muchos síntomas físicos inespecíficos que no les encuentra ninguna causa aparente ni ningún diagnóstico que explique el porqué de estos síntomas físicos.

Aproximadamente, 70% de las personas con fibromialgia, en algún memento de la vida, cumplen criterios para depresión. Entonces, la gente dice, «venga, pero es que con ese dolor tan severo y tan constante como no se va a deprimir uno», y eso no tiene nada que ver, porque hay estudios que comparan otras enfermedades. Por ejemplo, enfermedades como la artritis, otras enfermedades que producen dolores igual de severos y de constantes, y en esas otras enfermedades, la tasa de depresión es de alrededor del 30%, claramente no es por el dolor.

¿La fibromialgia y la depresión son semejantes?

La razón es que tanto la fibromialgia como la depresión, comparten muchas características y son los mismos circuitos cerebrales los que están enfermos; son los mismos circuitos cerebrales los que tienen una respuesta exagerada y están produciendo todas estas situaciones, en algunas personas puede aparecer primero la depresión, después la fibromialgia; en otras personas pueden durar años con fibromialgia, después aparece la depresión, pero yo los invito a no verlo como enfermedades diferentes, sino a verlos como diferentes caras o expresiones del mismo problema, de los mismos circuitos, incluso, fibromialgia y depresión también comparten muchas causas en común, comparten la predisposición genética, las experiencias traumáticas de la infancia, las experiencias adversas de la infancia, exponer a un niño o a una niña a estrés y a situaciones adversas como la violencia, el abuso, el maltrato, pérdidas muy importantes, daña estos circuitos cerebrales y produce la activación de ciertos genes que aumentan el riesgo de enfermedades, y en las personas con fibromialgia y depresión, no es que sea exclusivo, pero si es más frecuente comparando con la población general, haber vivido este tipo de experiencias.

Entonces, fíjense que comparten un origen común, comparten circuitos cerebrales parecidos, muchas veces son síntomas que van de la mano y también suelen responder a los mismos tratamientos.

Tratamiento para la fibromialgia

Entonces, voy a hablarles un poco del tratamiento de la fibromialgia. Pero, realmente es curioso, pero lo mismo aplica para el tratamiento de la depresión y los trastornos de ansiedad, y otras enfermedades relacionadas con el estrés.

Bueno, lo primero son enfermedades donde es muy importante evaluar mis hábitos y mi estilo de vida. O sea, todo esto son enfermedades donde uno, como paciente, tiene que tener un papel bastante activo en el proceso de la recuperación. Y, de verdad, yo no puedo esperar que sea un medicamento el que me solucione la vida. Uno tiene que tener un papel activo y comenzar a hacer cambios en mi alimentación, tratar de quitar todos los alimentos que producen inflamación, los alimentos ultra procesados, los azúcares refinados o azúcares añadidos, eso contribuye a la inflamación. Entonces, pueden empeorar este tipo de enfermedad. Si consumo mucha cafeína, bebidas energizantes, té verde, productos para quemar grasa, para adelgazar, si tengo un consumo alto de cigarrillo, alcohol, sustancias psicoactivas, pues todo eso es importante irlo quitando. A veces, el uso excesivo de analgésicos y antiinflamatorios, pero sobre todo los opiáceos que son los derivados de la morfina como el tramador, la codeína, la hidrocodona, la morfina, todo eso a la larga también va empeorando.

Tener malos hábitos de sueño, no dormir bien, la deprivación de sueño inflama y empeora muchísimo la fibromialgia. Entonces, mejorar el sueño y corregir el sueño es parte importantísima del tratamiento de la fibromialgia.

Evitar la exposición prolongada a pantallas, especialmente, en mis horas de descanso, tratar de utilizar la cama solamente para dormir o para tener relaciones, pero no usar la cama para ver televisión, para ver el celular, para leer, para comer, restringir el tiempo despierto en cama también es importante en el tratamiento de estas enfermedades. Evitar el aislamiento, evitar la inactividad. Todo eso influye.

Segundo. El tratamiento es la terapia psicológica, sí, suena raro. En la fibromialgia es muy importante en la terapia psicológica y no es porque sea una enfermedad psicológica, lo que pasa es que la fibromialgia, al igual que todas las enfermedades del ser humano, por más biológicas que sean, pues también hay muchos pensamientos y conductas que contribuyen a mantener y empeorar la enfermedad. ¿Cómo me relaciono yo con el dolor? En el estrés, o sea, en el estrés influye no tanto las situaciones que vivo, sino influye mucho más mis pensamientos, cómo interpreto las situaciones, mis creencias, como reacciono frente a las situaciones, cómo me relaciono yo con emociones como la rabia, la tristeza, el miedo. Entonces, la psicoterapia en la fibromialgia, al igual que en la depresión y los trastornos de ansiedad, no es tanto el tipo de terapia de ir a hablar, desahogarme y contar con detalle mi vida., si no es más un entrenamiento y principalmente en la terapia cognitivo-conductual y las intervenciones basadas en Mindfulness las que tienen más estudios y evidencia en el tratamiento de la fibromialgia y en el dolor crónico, o sea, incluso en dolor causado por otras patologías.

El medicamento para la fibromialgia

Y, ahora voy a hablar del medicamento. En la fibromialgia, lo que voy a decir es opinión completamente personal, yo siento que en este grupo de enfermedades fibromialgia, fatiga crónica, colon irritable, vértigo, migraña, es de las enfermedades donde más se cometen errores médicos. En la fibromialgia en la mayoría de pacientes, lo que más reciben son antiinflamatorios, relajantes musculares, a veces corticoides, a veces opiáceos y son lo los medicamentos que menos sirven, a largo plazo no sirven y a largo plazo, incluso son los que tienen más riesgo.

En fibromialgia hay, principalmente, tres medicamentos con buenos estudios y evidencias: dos son antidepresivos, uno se llama duloxetina y otro se llama desvenlafaxina, y el otro es un anticonvulsivamente que se llama pregabalina. Fíjense aquí algo curioso, existen al menos unos 15 antidepresivos en el mercado y la mayoría no sirven para el dolor. O sea, realmente son, principalmente, estos dos antidepresivos que les mencioné: duloxetina y desvenlafaxina, los que tienen más estudios y más evidencia en el tratamiento de la fibromialgia.

La mayoría de antidepresivos actúa sobre una sustancia que se llama serotonina. Estos dos antidepresivos, además de actuar sobre la serotonina, actúan sobre la noradrenalina, y la noradrenalina es un neurotransmisor que juega un papel muy importante en la vía del dolor, en la modulación del dolor a nivel del cerebro, a nivel del sistema nervioso central, en cómo percibo el dolor. Entonces, también los invito a darse cuenta que hay muchos medicamentos que fueron creados para algo, pero termina sirviendo para otras cosas. Entonces, si es frecuente ver en la fibromialgia, en la migraña y en otras enfermedades asociadas a dolor crónico, que se prescriban antidepresivos, así la persona no tenga ni una gota de depresión.

El tratamiento integral

Fíjense, son enfermedades que comparten muchas cosas en común, y algo que quiero resaltar es la importancia del tratamiento integral. En la fibromialgia, al igual que en todas las enfermedades del ser humano, es importante, o sea, ningún extremo es bueno; en un extremo, es las personas que esperan que un medicamento sean la solución de su vida, que les quite la fibromialgia y no es así; otro extremo, es las personas, «yo jamás me voy a tomar un antidepresivo. Yo que me voy a tomar eso. Terrible». Tampoco es así, estas enfermedades necesitan un abordaje integral donde yo, como paciente, tengo que tener un papel bastante activo. Tengo que hacer bastantes cambios, donde tengo que tener una muy buena relación médico paciente, si algo no me gusta, si no tolero algún medicamento por sus efectos secundario, tengo que tener la confianza de hablar con mi médico y mi médico tiene que tener la disposición de entenderme y escucharme, y de ofrecerme otras alternativas y de informar el tema de la terapia psicológica y de las intervenciones basadas en el Mindfulness.

En la mayoría de los casos, usted va a leer que la fibromialgia es una enfermedad que no tiene cura y realmente si es cierto, pero aquí es importante aclarar que no tiene cura y no es que yo toda la vida vaya a estar con dolor y enfermo, no es así. Son enfermedades que se pueden dormir y se pueden mantener dormidas por varios años. O sea, no tiene curas, es una predisposición que siempre me va a acompañar, entonces, son enfermedades donde así yo me esté sintiendo muy bien, así yo lleve un año sin dolor; nunca hay que bajar la guardia, en mis hábitos, en mi estilo de vida y en los casos que es necesario en mantener el tratamiento farmacológico.

Muchísimas gracias.

Selecciona tu divisa