Trastorno neurocognitivo o demencia es un grupo de enfermedades degenerativas.

TRASTORNO NEUROCOGNITIVO

Bienvenidos a ‘lunes de consulta’, el tema que abordamos el día de hoy es el Trastorno Neurocognitivo. Junto con el Doc. Jorge Franco tocaremos temas como, qué es el trastorno neurocognitivo, sus síntomas, el diagnóstico, prevención, etc. Recuerda que puedes ver el video en Youtube y seguirnos en nuestras plataformas como Instagram y TikTok para estar más informado, gracias.

Mente Aprende. ¿Qué quieres aprender hoy?

Vamos a hablar de trastornos neurocognitivo o demencias, de las cuales la enfermedad del Alzheimer es la que la gente más conoce. Vamos a hablar de qué son, cuáles son los diferentes tipos de demencia, cuáles son sus causas, cuáles son sus síntomas, cómo es el proceso de diagnóstico, qué se puede hacer para prevenir y cuáles es el tratamiento.

¿Qué son los trastornos neurocognitivos o demencias?

Primero, trastorno neurocognitivo o demencia es un grupo de enfermedades degenerativas. Se llaman degenerativas porque van dañando progresivamente el celebro. Son enfermedades que la mayoría de ellas suelen aparecer después de los 50 años y entre más avanzada la edad, pues hay más riesgo de presentarlas y dentro del trastorno cognitivos más frecuentes está la enfermedad Alzheimer, la demencia vascular, la demencia frontotemporal, la demencia por cuerpos de Lewy, la demencia mixta y muchas otras.

Entonces, la mayoría de estas enfermedades no tienen una causa única. Generalmente, son una mezcla de varios factores. Entonces, voy a hacer énfasis en la enfermedad de Alzheimer y en la demencia vascular, debido a que son las dos más frecuentes. Entonces, en la enfermedad de Alzheimer hay una serie de factores, predisposición genética, mi estado de salud a lo largo de la vida, enfermedades como la hipertensión, como la diabetes, especialmente si no están controladas adecuadamente, tener colesterol alto, tener niveles alto de estrés, enfermedades como la depresión, especialmente cuando han sido crónicas, deficiencias vitamínicas como la deficiencia de vitamina B12, de acido fólico, la deficiencia D25, hidroxivitamina D. Todos estos son factores que van dañando el cerebro y aumentan el riesgo de tener este tipo de enfermedades.

En el caso de las demencias vasculares, como su nombre lo dice, pues las enfermedades como la hipertensión, haber tenido un infarto, tener las arterias obstruidas, enfermedad aterosclerótica. Pues, todo eso obviamente también va tapando las pequeñas arterias, los pequeños vasos que irrigan el cerebro y aumentan el riesgo, también de presentar una demencia o trastorno neurocognitivo de causa vascular.

¿Cuáles son los síntomas?

Les voy a hablar de los síntomas que presentan este grupo de enfermedades. La mayoría de personas asocian la palabra demencia o Alzheimer solamente con pérdida de memoria reciente y realmente va mucho más allá. Entonces, para entender los síntomas podemos dividirlos en las siguientes categorías: síntomas cognitivos, cambios en personalidad, comportamiento, estado de ánimo y síntomas psiquiátricos, y síntomas neurológicos.

Los síntomas cognitivos los más frecuentes, sobre todo al inicio de la enfermedad, es la pérdida de memoria, pero de las cosas inmediatas de las cosas recientes, para que ya uno olvide cosas mucho más remotas o para que ya uno de pronto deje de reconocer a personas cercanas o familiares. Pues, normalmente ahí ya la enfermedad está mucho más avanzada. Entonces, en cuanto a cosas inmediatas, las personas comienzan a repetir cosas que acaban de decir pierden objetos con más facilidad. Incluso, muchas veces se les olvida si ya desayunaron, si no desayunaron, si se tomaron o no se tomaron el medicamento, olvidan citas, comienzan a presentar dificultades para manejar actividades complejas que antes manejaban con más facilidad, manejo de dinero, de una cuenta bancaria, de transporte público, manejar, administrar una casa, un apartamento; todas esas cosas las comienzan a perder, problemas de atención, de concentración, de funciones ejecutivas, funciones ejecutivas es la capacidad de organizar, de planear, de manejar mucha información en la mente.

Algunas demencias, unas más que otras, también pueden afectar mucho el lenguaje, especialmente la demencia frontotemporal, sobre todo en su variante más temporal, sí es una enfermedad donde la persona poco a poco va disminuyendo la fluidez verbal, comienza a olvidar palabras de uso poco frecuente. Es muy frecuente como «ay, tengo la palabra en la punta de la lengua. No la encuentro». Incluso, con los años, aunque no es lo frecuente hay personas que llegan a tener una pérdida muy grande del lenguaje, también en la medida que esas enfermedades avanzan, pues comienzan a haber episodios de desorientación, desorientación en fecha, en lugar, comienzan a haber episodios donde confunden a los familiares, comienzan a ver episodios donde la persona habla de cosas que sucedieron hace 30 o 40 años, como si estuvieran sucediendo en este memento o hablan de familiares que ya fallecieron, como si estuvieran vivos. Incluso, muchas veces siente que están viviendo en una casa donde vivieron muchos años antes o incluso en su infancia. Estas son las alteraciones cognitivas.

De todas maneras, algunos tipos de demencia, sobre todo la demencia temporal o incluso la demencia vascular, muchas veces los primeros años no producen tantas alteraciones cognitivas, sino muchas veces al inicio es mucho más marcado los cambios en comportamiento, los cambios en estado de ánimo, los cambios en la personalidad.

Entonces, el segundo grupo de síntomas, que es muy frecuente y generalmente es el tipo de síntomas que termina generando más sufrimiento sobre toda la familia y a veces a la persona que padece la enfermedad, son los síntomas psiquiátricos y cambios en estado de ánimo y personalidad, entonces los más frecuente son: uno, apatía.

¿Qué es apatía?

Apatía es un aplanamiento de las emociones, pérdida de iniciativa, pérdida de motivación, desinterés, la persona se aísla, cada vez participa menos. Dos, depresión, la misma apatía, pero a eso sumémosle tristeza, llanto, de hecho, una persona mayor de 60 años que tenga un episodio depresivo sin antecedentes de depresión a lo largo de su vida, esto se llama depresión de inicio tardía; es muy importante hacerle un seguimiento porque muchas veces ésta puede ser la primera manifestación de una demencia, especialmente de la enfermedad del Alzheimer, a veces hay síntomas de ansiedad.

Es muy frecuente al final de la tarde cuando está entrando la noche, que las personas comiencen a desesperarse, a estar inquietas, a estar intranquilas, a preguntar muchas veces lo mismo, muchas veces comienzan a haber trastornos de sueño, dificultad para quedarse dormido, dificultad para mantener el sueño, levantarse muy confundido, desorientado en la madrugada, a veces comienzan a ver ya irritabilidad y agresividad, desinhibición, sobre todo en la demencia frontotemporal, si se atrofia el lóbulo frontal, recuerden que el lóbulo frontal es el que nos hacen medir las consecuencias de lo que hacemos y decimos, es el que nos ayuda a pensar antes de actuar. Entonces, en algunas personas se comienzan a presentar conducta de desinhibición, desinhibición sexual, mal manejo del dinero, imprudencias, cambios que contrastan significativamente con lo que la persona era años antes o muchas veces se pueden acentuar ciertos rasgos patológicos de la personalidad.

En algunos casos, lo que voy a decir no es lo frecuente, generalmente aparece más tardíamente, igual quiero hacer énfasis que la mayoría de síntomas psiquiátricos también responden bien al tratamiento. Entonces, a veces aparecen ideas de contenido referencial o paranoide, incluso ideas delirantes de «me están robando. Me quieren envenenar», muchas veces acusan a sus parejas de infidelidad. O sea, parejas que llaman 50 años casadas, la pareja ya de 80 años y la acusan y están completamente convencidos de que están siendo infieles y derivado a estas ideas delirantes, pues pueden comenzar a aparecer episodios de agresividad. A veces, comienzan a aparecer también alucinaciones, más frecuente las alucinaciones visuales que las auditivas, pero se pueden presentar las dos. De hecho, de las demencias, hay una demencia llamada cuerpos de Lewy que es la demencia que más produce alucinaciones o la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson, también puede producir muchas alucinaciones.

Les acabe de mencionar cuáles son los síntomas psiquiátricos más frecuentes de este grupo de enfermedades y otro grupo de síntomas que a veces produce son los síntomas neurológicos, entonces comienza a haber dificultades en la marcha, la marcha se hace más lenta, más inestable, lentitud en los movimientos. En algunas demencias, sobre todo pues en la demencia asociada enfermedad de Parkinson o la demencia por cuerpos de Lewy, síntomas parkinsonianos como rigidez muscular, movimientos involuntarios, en fin.

Fíjense que son un grupo de enfermedades que van mucho más allá de la pérdida memoria. Yo quiero hacer énfasis en eso. ¿Por qué es tan importante? Porque realmente lo menos importante de una demencia o lo menos problemático, o lo que menos genera problema, pues es la pérdida memoria. Y, como les decía algunas demencias, incluso pueden tardar varios años con otros síntomas, con cambios en personalidad, comportamiento y desánimo, antes de comenzar a producir perdida memoria. Entonces, si yo me centro en qué se tiene que ser el síntoma principal, pues muchas veces pueden pasar varios años en hacer un diagnóstico, una intervención oportuna. En estas enfermedades entre más temprano se haga un diagnóstico, entre más temprano se comienza a hacer una intervención, pues si se puede prevenir que el deterioro no sea tan rápido.

La prevención de un trastorno neurocognitivo

Ahora, voy a hablarles de la prevención. ¿Se puede hacer algo para aprender las demencias? Bueno, para las demencias más frecuentes que son la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular y la demencia mixta, por supuesto que si hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir la aparición de esas enfermedades, pues si ya se conocen cuáles son los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de tener estas demencias, pues la prevención es evitar estos factores de riesgo o si están presentes, tratarlos de manera estricta y oportuna.

Recuerden, la hipertensión, colesterol y triglicéridos altos, tener el HDL o colesterol bueno muy bajo, diabetes, niveles de azúcar alto no controlados, un hipertiroidismo que no está adecuadamente controlado y tratado, deficiencias vitamínicas, sobre todo cuando son crónicas como vitamina B12, acido fólico, vitamina D. Y, además de eso, pues si yo a lo largo de mi vida, pues tengo una actividad física regular, incorporo en mi vida herramientas que me ayuden a lidiar con el estrés, el estrés atrofia el cerebro, si tengo una buena alimentación, una alimentación baja en azúcares, en alimentos ultra procesados. Todos esos son cosas que ayudan a prevenir la posibilidad de que yo padezca una demencia. Incluso, si yo tengo familiares mayores con alguna de esas tendencias, con más razón debo tratar de tomarme este tema de la prevención en serio.

¿Cómo se hace el diagnostico de un trastorno neurocognitivo?

Ahora, les voy hablar de cómo se hace el diagnóstico de un trastorno neurocognitivo o demencia. El diagnóstico es principalmente clínico, o sea clínico es la entrevista y el examen con un profesional, un médico especializado en este tipo de enfermedades que generalmente es un neurólogo o un psiquiatra y si es psiquiatra, idealmente un psiquiatra sub especializado en adulto mayor o en neuropsiquiatría. Lo otro importante es que este tipo de evaluaciones es necesario que un familiar esté presente. Para uno como profesional, es igual de importante la información que le aporta a uno el paciente, la información que uno obtiene del examen mental, del examen físico o de algunos cuestionarios y pruebas que hace con el paciente, cómo la información de que se obtiene de un familiar.

¿Por qué es tan importante el tema del familiar?

Por ejemplo, en el caso de Alzheimer, 40% de la de las personas con Alzheimer, especialmente en los primeros años, tienen algo que se llama anosognosia. Anosognocia es que no son conscientes de su deterioro, llegan a consulta y así tengan un deterioro cognitivo muy severo, fácilmente le dicen a uno, «yo estuve trabajando y no tengo ninguna dificultad, yo me fui en bus a mi oficina» y no es que estén conscientemente diciendo mentiras, sino realmente se lo creen. Entonces, por eso es tan importante que asista un familiar.

Para uno como médico, también en este tipo de consultas, es importante ayudarse de cuestionarios, hay cuestionarios que llena el paciente, hay cuestionarios que llena la familia, cuestionarios que miden qué tan marcada es la pérdida de memoria, qué tan comprometidas están las actividades instrumentales y básicas de la vida diaria, instrumentales son actividades complejas como manejo de dinero y actividades básicas son cosas básicas como: alimentarse, bañarse, vestirse, tomarse sus propios medicamentos.

Es muy frecuente que uno pida exámenes de rutina. Los más frecuentes que se piden que son de sangre, es un cuadro hemático; uno mira los electrolitos, cómo está el azúcar, la tiroides, como están las pruebas de función renal, hepática, niveles en sangre de vitamina D, niveles en sangre de ácido fólico, niveles en sangre de vitamina B12, función renal, un parcial de orina, esos son como lo más frecuentes. Ya cuando uno sospecha ciertas cosas más específicas, pide otro tipo de exámenes. El examen o evaluación más importante en el proceso diagnóstico de una demencia y sobre todo, si uno quiere hacer un diagnóstico muy temprano, se llama evaluación neuropsicológica.

La evaluación neuropsicológica son pruebas de papel y lápiz, que valúan de manera cuantitativa, de manera muy fina, todas las funciones cognitivas: memoria, atención, concentración, diferentes aspectos del lenguaje, aspectos de las funciones ejecutivas. Y, esto es importantísimo que lo haga alguien que realmente sea especializado en neuropsicología. Generalmente, la mayoría de neuropsicólogos son psicólogos que han hecho maestrías o especializaciones en neuropsicología. Es el examen más importante en el proceso de evaluación y lo ideal, aunque no es estrictamente necesario, pero lo ideal sería también hacer neuroimágenes, neuroimágenes estructurales como una resonancia magnética funcional o un TAC cerebral, preferirle la resonancia. Y, en casos muy específicos, cuando uno sospecha ciertas demencias que son más raras y de difícil diagnóstico, también se pueden pedir neuroimágenes funcionales, como una tomografía por emisión de positrones o PET. Este es el proceso diagnóstico.

El tratamiento de un trastorno neurocognitivo

Ahora, le voy a hablar del tratamiento. En las demencias mínimo la mitad del tratamiento es para la familia. Estos son enfermedades que generan una carga y un estrés muy alto en el cuidador, cuidadora, cuidadores, en la familia y en los seres queridos. Es una enfermedad que requiere mucho conocimiento y entrenamiento por parte de los familiares. Entrenamiento en cómo manejar las situaciones que se presentan en el día a día. Es una enfermedad que requiere mucha flexibilidad y mucha creatividad. Muchas veces, las cosas que me sirven hoy con mi familiar ya no me sirven en tres meses, es importante irme adaptando. También, en cuanto al tratamiento, incluso muchas veces el tratamiento no farmacológico es más importante que el tratamiento farmacológico.

Entonces, el tratamiento no farmacológico del paciente, primero, cualquier condición médica que tenga hipertensión, diabetes, hipotiroidismo, etc. Entre más controlada la tenga, pues va a haber menos deterioro. Parte del tratamiento también es mirar si el paciente está consumiendo algún medicamento o sustancia que pueda empeorar el deterioro y parte el tratamiento, muchas veces es quitar este tipo de medicamentos; parte del tratamiento es que el paciente tenga un nivel óptimo de estimulación, les voy a explicar este concepto. El cerebro es el que procesa los estímulos, un cerebro deteriorado pierde capacidad de procesar estímulos, si yo llevo un paciente con enfermedad de Alzheimer, ya moderado, avanzado a un sitio donde hay muchos estímulos, una fiesta con mucha gente, un centro comercial con mucho ruido, un aeropuerto, pasar por aduanas, cambio frecuentes de casa, de verdad se va a angustiar más y le puede acelerar el deterioro o está el polo opuesto, permitir que mi familiar esté acostado todo el día, viendo televisión todo el día, sin actividades, eso es un nivel bajo de estimulación. Ninguno de los dos extremos es bueno. Es importante con ayuda de los médicos y los terapeutas buscar el nivel óptimo de estimulación, y entender que esto es parte vital del tratamiento.

En el tratamiento de Alzheimer es importante la rehabilitación cognitiva, la terapia ocupacional. La rehabilitación cognitiva es hacer ejercicios que ayuden a mantener las funciones mentales lo máximo posible. Muchas veces, hay muchas cosas que uno puede hacer en casa, cosas como juegos de mesa, crucigramas, rompe cabezas, manualidades. Obviamente, todo esto se va adaptando de acuerdo al estado clínico del paciente.

Hay aplicaciones muy buenas como Lumosity, que también tienen programas de rehabilitación cognitiva muy buenas, terapias del lenguaje en algunos casos, terapia física o fisioterapia en otros casos para ayudarlos a mantener su estado de salud, el tono de sus músculos, su marcha.

Les voy a hablar ahora del tratamiento farmacológico. Entonces, hay dos tipos de tratamiento, en este memento estoy hablando específicamente de Alzheimer y de demencia vascular, también en cuerpos de Lewy y de Parkinson, en estas cuatro demencias aplica lo que voy a explicar en las otras no. Entonces, hay medicamentos que son específicos para la demencia, lamentablemente, no revierten el proceso, tampoco lo detienen, sino ayudan a que sea más lento.

Hay cuatro medicamentos en el mercado, tres pertenecen a una familia que se llaman inhibidores de la colinesterasa, rivastigmina, galantamina y donepezilo. Y, hay otro que tiene un mecanismo de acción diferente que se llama memantina.  En demencia vascular solo lo se usa memantina; en demencia asociada a Parkinson o por cuerpos de Lewy solo se usan estabilizadores e inhibidores de la colinesterasa y en demencia de Alzheimer si se puede utilizar los cuatro medicamentos. Pero como les digo, realmente lo que hacen es hacerla un poco más lenta y no sirven en todas las personas. Entonces, uno se tiene que evaluar periódicamente qué tanto está haciendo útil, para evaluar si se justifica, seguirlo, dando o no.

Y, el otro tipo de tratamiento farmacológico que se utiliza son los medicamentos psiquiátricos para los síntomas psiquiátricos asociados al Alzheimer. Por ejemplo, para la apatía, incluso la mayoría de antidepresivos pueden empeorar la apatía, para la apatía solamente sirven dos o tres antidepresivos que actúan sobre una sustancia que se llama noradrenalina, desvenlafaxina, duloxetina, bupropion, si hay mucha agresividad, si hay delirantes, síntomas psicóticos, alucinaciones, para eso existen medicamentos que se conocen como antipsicóticos. Si hay mucha desinhibición, mucha imposibilidad, también existen medicamentos que pueden disminuir estos síntomas.

Ahí es muy importante entender que en este tipo de tratamientos es muy importante hacer un buen equipo: familia, médico, tratante, incluso más que el mismo paciente. Es muy importante que ustedes se sientan en confianza apoyados con el médico que los está orientando, que tengan toda la libertad de hacer todas las preguntas que quieran, de decir toda la orientación que ustedes necesiten.

Y, finalmente, quiero compartir una frase con ustedes que se utiliza mucho en este tipo de enfermedades, «cuidar al cuidador», en este tipo de enfermedades si yo como cuidador, me dedico siete días a la semana, 24 horas a cuidar a mi ser querido, así lo ame, yo, tarde o temprano, también me voy a enfermar y ya no voy a poder ayudar a mi familiar. Entonces uno, como cuidador no puede descuidar su autocuidado, su salud física y su salud mental. Un cuidador necesita espacios, un cuidador necesita hobbies, un cuidador necesita de días libres, un cuidado necesita salir de vez en cuando.

Es importante dejarse ayudar de otros seres queridos, compartir la carga, si es necesario ayudarse de un enfermero, un cuidador, pero es una carga que uno no se puede echar solo.

Espero que este video sea de utilidad para ustedes, para sus familiares. Les pido y les agradezco que lo compartan y que nos escriban todos sus comentarios y preguntas.

Gracias.

Selecciona tu divisa