Trastorno de Pánico
Facebook
WhatsApp

Trastorno de Pánico

El cerebro tiene una estructura que se llama la amígdala cerebral cuando la amígdala cerebral se dispara, la amígdala es como el sensor de alarma de un carro; cuando se dispara la amígdala, la persona tiene la sensación de angustia y miedo, así no esté pasando absolutamente nada.

Table of Contents

Comparte:
Facebook
WhatsApp
LinkedIn

¿Qué es un ataque de pánico?

El cerebro tiene una estructura que se llama la amígdala cerebral cuando la amígdala cerebral se dispara, la amígdala es como el sensor de alarma de un carro; cuando se dispara la amígdala, la persona tiene la sensación de angustia y miedo, así no esté pasando absolutamente nada.

Síntomas de un ataque de pánico:

Se sienten algunos síntomas físicos como falta de aire, opresión en el pecho, o que cuesta trabajo al respirar, hormigueos, se acelera el corazón, palpitaciones fuertes, mareo o embotamiento, mariposas en el estómago, etcétera.

Con el agravante de que la mayoría de las personas, como no saben que esto es ansiedad, interpretan y tienen una reacción catastrófica frente a todos estos síntomas y sensaciones y piensan que se van a morir.

Pensamientos catastróficos en un ataque de pánico:

Es un derrame, un infarto, un desmayo, se puede sentir que se va a enloquecer, y ante estos síntomas y pensamiento comienzan a visitar servicios de urgencia.

¿Qué es un trastorno de pánico?

Trastorno de pánico ya es una enfermedad, cuando los ataques de pánico son repetidos, cuando las personas tienen dos, tres o más ataques de pánico y adicionalmente, cuando comienzan a limitar su vida por estos síntomas, comienzan a tener miedo, de ¿a qué hora me va dar otro ataque de pánico? ¿Qué será lo que tengo? Cuando comienzan a evitar ir a ciertos sitios por miedo de un ataque de pánico.

Causas e intervenciones con mayor evidencia científica:

Publicaciones Relacionadas

Comunicación y dialogo abierto con los adolescentes

Entendiendo las autolesiones en adolescentes

Descubre estrategias y/o habilidades, desde un enfoque comprensivo para ayudar a los adolescentes a afrontar las conductas autoinfligidas (autolesiones). Este artículo aborda, signos de alerta, herramientas de comunicación efectiva y establecimiento de un entorno seguro, además de proporcionar información sobre la importancia de la intervención profesional y el apoyo comunitario.

Selecciona tu divisa
Esta Web usa cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios, Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad